Cómo viajar a París en tren desde España, consejos y experiencias

La ciudad de París está unida a España por muchos más transportes que el avión. Es verdad que las alternativas son más lentas, pero también pueden ser opciones más económicas e interesantes para aquellas personas que no quieren volar. Además del avión, podemos viajar a París en coche, autobús o tren. Yo hablaré de esta última opción pues es la que experimenté hace unos meses y la que experimentaré de nuevo en unas semanas.

Cómo ir a Paris en tren

Opciones para viajar a París en tren

Tan solo hay una opción y es el tren compartido entre Renfe y su homólogo francés. Esto hace que el billete se pueda comprar en dos webs distintas:

El billete es el mismo y los precios suelen coincidir. Lo que si varía en función del día en el que compremos el billete es el precio, he visto diferencias de más de 100€ entre un billete comprado 2 meses antes y uno comprado 2 semanas antes. El precio más económico es de 49€, el precio normal cuando se acerca la fecha o es un día festivo es de 89€ y cuando más caro está por ser puente o semana tipo Navidad o Semana Santa, sube a los 150€.

Tened paciencia si al comprar el billete, sobre todo si lo hacéis con mucho tiempo de antelación, os da error la página de Renfe. Los errores y la página de Renfe son algo habitual, pero en este caso que además tienen que unir su base de datos con la de la página francesa, el resultado es que uno de cada dos intentos de compra de billete son fallos, aunque al final se pueden comprar.

El trayecto es Barcelona – París, hay dos trenes cada día con los siguientes horarios:

  • 09:25
  • 13:20

El trayecto es de unas seis horas y media. Para volver de París, los horarios son los siguientes:

  • 10:07
  • 14:07

El viaje es largo, pero el primero se me hizo bastante corto porque el tren te permite ver paisajes que no estás acostumbrados con el avión. Ahora bien, posiblemente este segundo viaje se me haga más largo y ya no vuelva a repetir, pero para llevar una buena cantidad de maletas es una opción más económica que el avión, pues el control de equipaje en lo que peso y número de bultos se refiere, es menor. Aunque lo dicho, para próximos viajes, sobre todo con las ofertas que hay para volar a toda Europa, me sigue gustando más el avión.

 

Juan Uceda

Soy uno de los miembros de ViajarandCo. Además de viajar siempre que puedo, me encargo del SEO y el diseño web (aunque acabo haciendo de todo). “El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”

Todavía no hay ningún comentario

Publicar un comentario