Qué ver en Amsterdam en un fin de semana

La conocida como Venecia del norte se presenta ante el turista como una de las ciudades con mayor contraste de toda Europa. En ella puedes encontrar desde los famosos coffe shop donde está permitido fumar marihuana, hasta la catedral desde donde Anne Frank escuchaba las campanas mientras se escondía de los nazis.

Qué ver en Amsterdam en un fin de semana

Recién llegado de la ciudad y tras recorrer cada palmo de adoquín a pesar del mal tiempo que nos ha acompañado durante todo el fin de semana, he preparado esta guía con todo lo que debes ver en Amsterdam en un fin de semana. Empezaré por el fin de semana largo (para aquellos que tienen la suerte de visitar la ciudad durante tres días), y seguiré por dos y un día haciendo un resumen y marcando lo más destacado de la ciudad y que hay que ver si o si.

Qué ver en Amsterdam en tres días

Día 1

Suponiendo que tu avión llega al medio día del primero en tu estancia en la capital de los Países Bajos (aquí te dejo más información para conseguir vuelos baratos), el primero de los días lo puedes dedicar a tomar contacto con la ciudad. Llegar al hotel / airbnb, dar una vuelta por los alrededores y cenar en alguno de los múltiples restaurantes y puestos de comida que encontrares en las calles que, por ejemplo, rodean a la plaza Rembrandt.

mapa

Tras llenar el estómago con comida, esa misma noche puedes ir a iniciar la toma de contacto con el barrio rojo. Uno de los barrios más característicos y visitas de la ciudad, destacando por 3 factores principales:

  • Es donde se sitúan las chicas de compañía en las ventanas con luces rojas
  • Es una de las zonas donde más coffee shop hay
  • Es también una especie de China Town, pudiendo ser un buen lugar para cenar si te gusta la comida china

Y así terminaría el día 1, aunque si te quedan fuerzas siempre puedes ir a alguno de los pubs que encontrarás en el propio barrio rojo o de nuevo en la plaza Rembrandt.

Día 2

El día 2 puede ser un muy buen día para ver los mercados de la ciudad durante la mañana y los museos más característicos de la zona durante la tarde.

A primera hora puedes iniciar la ruta en la estación central y de ahí dirigirte hasta la plaza Dam, encontrándote por el camino monumentos y edificios históricos como la propia plaza con el Royal Palace, el edificio Madame Tussauds, la iglesia nueva o New Church o el monumental Beurs van Berlage. También está la iglesia antigua o Old Church a unos pasos. Desde ahí, a tan solo 4 calles de distancia, tienes el conocido museo Anne Frank.

Barrio Rojo mapa

Este museo de la casa de Anna Frank es de obligada visita, las entradas se pueden comprar online en la web del museo si quieres ir por la mañana. A partir de las 3 de la tarde puedes comprar la entrada en el propio museo. Desde ahí, siguiendo uno de los muchos canales de la ciudad, llegas hasta el mercado de las flores, el más importante de la ciudad y que te sorprenderá por la gran cantidad de tipos de tulipanes que existen.

Tras un recorrido por el mercado, llega el momento de comer. De nuevo estarás cerca de la plaza Rembrandt, por lo que encontrarás varios lugares para comer, desde comida rápida hasta productos típicos como las patatas fritas con croquetas que aunque nada saludables, me encantaron.

En el propio recorrido del mercado de las flores puedes encontrar varias tiendas de queso con opción de probarlos casi todos, una buena alternativa gratuita al aperitivo 🙂

Por la tarde, puedes ir directamente a la zona de los museos más importantes de Amsterdam o pasar por la Opera y the Hermitage, dos edificios espectaculares que están al lado de la plaza Rembrandt. Ahora si, unas fotos y dirección al museo nacional y el museo Van Gogh. Ambos con entrada y que te pueden llevar más de 4-5 horas. Si solo vamos tres días y es la primera vez, tal vez sea mejor solo verlos por fuera, aunque eso ya es decisión de cada uno. Eso si, la zona merece la pena pues los edificios son espectaculares y justo al lado encontrarás la famosa foto de las letras de Amsterdam y el parque Voldelpark, un lugar de peregrinación para los habitantes de la ciudad cuando llega el buen tiempo.

Museos Amsterdam

Por la noche, tras una cena rápida, puedes recorrer la ciudad en una de las barcas que recorren todos los canales. Digo por la noche, porque las luces que cubren puentes y calles dan a este paseo un aire único.

Día 3

Para los más futboleros como yo, el día 3 empieza con un partido del Ajax en el Amsterdam Arena. Desde 35€ puedes conseguir una entrada para ver un partido de la Eredevise en uno de los campos de fútbol más modernos de Europa. Antes, para ir animados al partido, puedes visitar la fábrica de Heineken y conocer los secretos de esta cerveza tan popular en toda Europa.

Para los no futboleros, os recomiendo dos opciones, o visitar el zoo de la ciudad o, justo enfrente, pasar al Museo de la resistencia, con opción de escuchar en español lo acontecido hace varias décadas cuando la Alemania nazi entró en tierras holandesas. El precio es de 10€ y merece mucho la pena.

Si tu vuelo sale por la tarde, solo recomendarte que vayas con tiempo porque las colas para pasar el control de seguridad llegan hasta los 45-50 minutos los días de mucho tránsito. Si sale el lunes por la mañana, te recomiendo aprovechar la tarde para visitar calles como Leidsestraat, Keizersgarcht o Utrechtsestrat donde las grandes firmas han colocado sus mejores tiendas y los holandeses suelen pasear y disfrutar de las tiendas de marca.

Qué ver en Amsterdam en dos días

Lo normal es que tan solo tengas un fin de semana para ver esta ciudad, por lo que habrá cosas de las que he puesto anteriormente que no podrás ver. Los indispensables para dos días de viaje serían los siguientes:

  • Museo de Anna Frank
  • Barrio Rojo
  • Zona del Museo Van Gogh y el Museo Nacional
  • Visita a la plaza Dam y todos sus edificios que la rodean, incluídas las dos iglesias (Old y New Church)
  • Mercado de las flores
  • Paseo por los canales en barca

Como ves, para dos días, he omitido actividades como la visita al zoo, el partido de fútbol o vivir la experiencia Heineken. Aunque todo esto depende de los gustos de cada persona y si, por ejemplo, eres muy futbolero tal vez prefieras sacrificar el paseo por los canales a cambio del partido del Ajax.

Qué ver en Amsterdam en un día

Bien porque estás haciendo una ruta por Europa o porque has tenido que hacer escala en la capital de los Países Bajos (algo muy normal teniendo en cuenta la cantidad de vuelos que salen del aeropuerto de Amsterdam), puede ser que tan solo tengas un día para visitar esta ciudad. Tras mi experiencia siendo turista en ella, yo me centraría en ver lo siguiente durante un día.

Empezaría mi ruta en la plaza Dam, viendo sus edificios colindantes y pasando a ambas iglesias. Vista rápida, alguna foto y de camino a la calle Kalverstraat para llegar al Mercado de las Flores. Aquí podrás aprovechar para comprar quesos en las tiendas colindantes, que como he comentado antes hay una gran variedad junto al mercado.

De ahí, siguiendo el canal llegas hasta la Opera y el Hermitage, lo seguimos y justo al llegar a Royal Theare giramos a la derecha para encontrarnos, tras unos minutos de paseo entre adoquín y canales, la zona del Museo Van Gogh y el Museo Nacional.

Para comer tienes los típicos establecimientos de comida rápida que en Holanda son más rápidos que nunca ya que salen de una máquina, como aquí los refrescos o las bolsas de patatas. Podrás comer en unos minutos y seguir haciendo turismo. Nada más caer la noche debes ir a vivir la Holanda más transgresora en el Barrio Roja.

¿Qué no ver en esta ciudad?

Este párrafo es muy subjetivo y advierto de que puede herir la sensibilidad de más de una persona pues posiblemente alguien que haya visitado alguno de los lugares que aquí indico, le haya gustado. Sobre gustos no hay nada escritos y este artículo es una prueba más de ello.

De todo lo que vi en Amsterdam, personalmente no iría a los siguientes lugares:

  • Coffe shop. Bien, matizo. Iría por ver lo que es, un rato, pero ya está. Será porque no soy fumador, pero no me gustó nada el ambiente que había y perder todo el viaje metido en uno de estos locales no me parece para nada atractivo. Amsterdam y Holanda son mucho más que cofee shop.
  • Madame Tussauds. Visto uno, vistos todos. El edificio por fuera es muy bonito, pero por dentro no es otro museo de cera más. No perdería el tiempo en este museo.
  • Icebar. Similar al Madame Tussauds, si ya has ido a uno de estos bares, no merece la pena ir a este pues son todos iguales. Como primera experiencia, no está mal, pero si ya has estado en uno. ¡ahórratelo!
Juan Uceda

Soy uno de los miembros de ViajarandCo. Además de viajar siempre que puedo, me encargo del SEO y el diseño web (aunque acabo haciendo de todo). “El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”

1Comentario
  • Jose
    Posted at 16:22h, 24 junio Responder

    Qué montón de actividades!!
    Sin duda, has realizado un trabajo que ayudará a muchos viajeros, que por primera vez, decidan escaparse a visitar Amsterdam, una ciudad que enamora, pero que sobre todo, sorprende al viajero.
    Una actividad que hice yo y que me ayudo a entender en gran parte Amsterdam como ciudad fue un free tour con https://www.freetourenamsterdam.com/tour/free-tour-amsterdam/ en el que en cuestión de 3 horas conocimos lo más importante de la ciudad. Además, es una actividad low-cost, algo que sin duda buscamos todos los viajeros.
    Te agradezco la ayuda que nos brindas.
    Un saludo

Publicar un comentario