España es un país con muchos atractivos turísticos, que incluso sus ya habitantes no se cansan de visitar, en este post, te vamos a reseñar uno de los espacios más emblemáticos de la costa norte del país vasco como lo es Santiago de Compostela.

En efecto, esta comuna que se ubica al final de conocido camino de Santiago, es uno de los destinos más emblemáticos para muchos mochileros, caminantes y moteros, ¿Por qué razón? Simple, al menos en la respuesta, por los majestuosos paisajes, posadas y demás instalaciones que te garantizan una ruta esplendida.

Respecto a esta, puedes llevarla a cabo como muchos intrépidos, que proceden a realizarla a pie, por los caminos y senderos destinados para ello, sin embargo, si no es de tu agrado tal nivel de sacrificio (aunque muchos te dirán que es una aventura sin igual), puedes optar a realizar en bicicleta o en grupetos por medio de la ruta motera, que te indicaremos a continuación para que disfrutes del Camino de Santiago en moto.

Inicio de la ruta: Caserío francés de St Jean-Pie-de-Port

Aún y cuando encontraras muchas iniciativas, nosotros nos apegaremos  las instrucciones del conocido periodista y amante de la adrenalina, Pedro Pardo, popular por su libro España en Moto, que más que un libro es una guía turística para los apasionados en andar en la vida en dos ruedas.

En efecto, señala que el mejor punto de partida para recorrer el camino de Santiago es esta comuna de origen francés, que deja a disposición del aventurero más de 800 kilómetros de historia, construcciones y puentes con buen estilo barroco, y un ambiente cálido y de poco movimiento vehicular, de modo tal que puede transitarse sin problema.

Por Navarra y La Rioja

Pasada la colonia con marcados matices franceses, corresponde al motero seguir hacia Pamplona, por más de 70 kilómetros de curvas que bordean los Pirineos.

Culminado el tramo, sigue el camino de más de 80 kilómetros de Londoño, donde las vistas se encumbran con viñedos, lo cual sin duda brinda un único clima y ambiente sin igual, pudiendo realizarse una parada en Estella o bien el en Puente la Reina, que cuentan con atmosferas muy románticas, en caso de que el viaje sea en pareja.

Vía a la meseta castellana

Saliendo de Logroño, quedo un recorrido fuerte para muchos, sin embargo, si el viajar en moto te apasiona, no te detendrás sino que por el contrario disfrutarás lo inmenso de la naturaleza, en este trayecto hasta León.

Donde continuarás viendo a tus alrededores viñedos, hasta llegar a la base de piedras enrojecidas de Castilla, si bien es cierto que el recorrido puede ser monótono, en dicho caso, te invitamos a desviarte a cualquiera de sus pueblos, donde encontraras cálidas posadas, jardines frondosos y coloridos.

Sin dejar de mencionar los atractivos históricos que guardan las construcciones postrimeras, que se contemplan en estilos barrocos, arquitectónicos de primera y bien conservados, en iglesias, monumentos y puentes.

Y por si fuera poco, culminando esta etapa, encontraras el puerto de Foncebadón, con puentes emblemáticos y construcciones sin igual, sin embargo, su mayor atractivo es la gastronomía bien trabajada y marcada por ingredientes cultivados en sus propias tierras que le darán un deleite a su paladar.

Fin del recorrido

Y para dar por finalizado tu recorrido en dos ruedas, queda el trayecto desde Villafranca hasta Santiago, conocido por ser un camino ideal para los moteros, ya que los ascensos y descensos pueden ser disfrutados a  alta velocidad (claro, para los más expertos), pudiendo sentir el viento pasar y como la vida se disfruta al máximo en tu moto junto al terreno.

Entre dichas curvas y empinaduras se ubica la de Porto Marín, San Roque y el puerto con nombre de Cebreiro, todo esto puede recorrerlos en 220 kilómetros.

El recorrido puede durar días o varias semanas, todo dependerá  de la velocidad que imprimas a tus actividades, sin embargo, lo más importante no es que partas del origen hasta el destino, sino que por el contrario, pueda disfrutar al máximo los pueblos, caseríos, los viñeros y por supuesto, que puedas aprovechar la gastronomía de los restaurantes junto a la gran atención de los lugareños, sin duda, paisajes que puedes aprovechar y hacer parte de la colección de tus grandes momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *