A medida que pasan los años van apareciendo inconvenientes que debemos solucionar en nuestra salud. Todo esto es muy normal, porque el cuerpo no va a ir funcionando de igual manera, y menos cuando le damos un mal uso. Por eso si tienes problemas de próstata, aquí te tenemos la solución.

 Para nadie es un secreto, que la mayoría de los hombres a lo largo de su vida tienen menos problemas internos que las mujeres. Ya que no tienden a padecer ciertos cambios o “sufrimientos” por los que constantemente pasan las mismas a lo largo de su vida.

Digamos que son más afortunados en eso, pero todo cambia cuando empiezan a pisar ciertos años. En dichas edades tienden a aparecer problemas de los cuales no pueden escapar, y uno de ellos son los problemas de la próstata.

¿Cuáles son los inconvenientes en la próstata?

Existen tres distintos problemas de próstata, de los cuales cada uno tendrá su correcto tratamiento. Cabe destacar que muchos casos de estos suelen ser peores, por la desinformación o sencillamente por la irresponsabilidad de las personas por no prestarle la debida atención a tiempo. A continuación te nombramos los tres casos más comunes de inconvenientes de próstata:

Prostatitis

La prostatitis es una inflamación causada por infecciones, trastornos del sistema inmunológico o lesiones que podamos tener en la próstata. La glándula prostática se encuentra ubicada justamente debajo de la vejiga, y alrededor de la uretra. Por lo mismo cuando tenemos una inflación de la misma, esta provocará dolor en la ingle, dificultad para orinar, micciones dolorosas, entre otros síntomas.  

Cáncer de próstata

Este es el más severo de todos los casos, que acontece cuando la glándula del tamaño de una nuez llamada próstata, produce líquido seminal que nutre y transporta al esperma. Cuando esto pasa, puede que se noten síntomas como dificultad para orinar; pero en muchos casos no, por eso se recomienda tener un constante control médico para siempre estar alertas de la misma.  

Hiperplasia prostática benigna (HPB)

Por último tenemos a la hiperplasia benigna de próstata,  la cual acontece cuando la próstata sufre un agrandamiento anormal. El también conocido como hipertrofia de la glándula prostática es un inconveniente médico muy frecuente en hombres mayores de 50 años, por lo que si te encuentras en esa edad, cuídate y realízate tus respectivos exámenes.

Cuando esta glándula prostática va creciendo poco a poco, se van sufriendo ciertos síntomas a medida que pasa el tiempo. Dentro de los mismos se encuentran la disminución y obstrucción del flujo urinario desde la vejiga. Lo que condiciona síntomas del tracto urinario inferior, los cuales incluyen:

  • Urgencia para orinar
  • Micción o ganas de orinar frecuentemente, normalmente en las noches
  • Bajo o deficiente flujo de orina
  • Todo esto produce al final que la vejiga no se vacíe por completo

¿Cómo podemos tratar la hiperplasia de próstata benigna con radiología intervencionista?

Para nadie es un secreto, la existencia de muchos procedimientos con los cuales se pueda tratar este agrandamiento anormal de la próstata. Pero uno de los más recomendados por todos los radiólogos intervencionistas es la llamada embolización de la arteria prostática (EAP).

Dichos profesionales poner a disposición este tratamiento porque es altamente innovador en todo el mercado. El fin del mismo, es el de reducir o disminuir el tamaño de la próstata, y lograr aliviar todos aquellos síntomas que sufre el tracto urinario inferior, causados por este agrandamiento.

Ventajas de la embolización de la arteria prostática (EAP)

Este tratamiento es un procedimiento mínimamente invasivo, por lo que tiene grandes ventajas a comparación de la cirugía tradicional. Primero que todo al aplicarlo, te puedes olvidar de los dolores de cabeza que te causa llevar a cabo una cirugía y las cicatrices futuras de la misma. Por ello toma nota de todos los beneficios que obtienes al aplicarte la EAP que a continuación te decimos:

  • Menor riesgo de alguna complicación
  • Al no aplicar cirugía, la recuperación será en un tiempo menor
  • Menos dolor en todo
  • Uno de los mayores riesgos por el que suelen pasar las personas al aplicarse cirugía, es el de problemas sexuales secundarios a  futuro. En este caso no habrá ningún tipo de dichos riegos, por lo que tu sexualidad estará completamente a salvo

Antecedentes exitosos de la EAP

Siempre es importante saber los beneficios que han traído los medicamentos o procedimientos a otras personas, antes de llevarlo a cabo en uno mismo. Cosa que al tratamiento de embolización de la arteria prostática no le falta, sino más bien le sobra la cantidad de clientes satisfechos por el mismo.

Los hombres que se han sometido a dicho tratamiento han notificado su completa satisfacción al respecto. Asegurando que la incontinencia urinaria y los efectos secundarios sexuales, están totalmente ausentes, lo que provoca entera felicidad y placer en los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *